Dolor de muelas

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

El dolor de muelas es muy molesto y nadie quiere padecerlo. El dolor aumenta cuando se está masticando, o si se bebe algo frío o caliente. En ocasiones el dolor puede ser insoportable, tanto que se despierte por la noche, y no pueda realizar sus actividades diarias. La mejor solución es pedir cita al dentista para que localice el problema, y cepillarse bien los dientes con la frecuencia que debería.

Dolor de muelas

Causas del dolor  de dientes:

Caries dental: La caries dental lo padece muchísima gente. La caries se forma en los dientes debido al crecimiento de las bacterias, que segregan ácidos dañinos que pican los dientes. Si se deja mucho tiempo, la final se forma una caries dental.

Enfermedad en las raíces de los dientes: Las raíces de los dientes, pueden quedar expuestas si nos cepillamos los dientes en un mal sentido. La caries dental también puede afectar a las raíces de los dientes.

Daños en el interior del diente: cuando se nos daña el núcleo interior del diente, es decir la pulpa del diente, podemos experimentar dolor en la mandíbula y cara, ya que la pulpa del diente contiene vasos sanguíneos y nervios.

Inflamación de encías: Si se nos inflama una encía alrededor de un diente, nos puede provocar dolor.

Cambios de temperatura: Mucha gente experimenta dolor en los dientes cuando se toma alimentos muy fríos o muy calientes. El dolor suele ser pasajero y sin importancia en la mayoría de los casos.

Muelas del juicio: Cuando nos salen las muelas del juicio, podemos experimentar mucho dolor, ya que se tienen que abrir paso y descarnar las encías.

Los nervios de los dientes al descubierto: Si se nos rompe un diente accidentalmente, o lo tenemos muy picado por culpa de  la caries, puede ser que el nervio nos quede al descubierto. Si ocurre esto, el dolor que notaremos es terrible, es muy doloroso.

Grietas o fracturas en los dientes: Suele ocurrir cuando hacemos mucha fuerza al masticar algo, ya sea de manera consciente o inconsciente. También se puede fracturar un diente, si recibe un golpe fuerte en la boca.

Causas del dolor

Prevenir dolor de muelas:

En este apartado le daremos una serie de consejos para prevenir el dolor de muelas, cuidar sus encías, y dientes.

Reducir la ingesta de alimentos azucarados: Los alimentos y bebidas con mucha azúcar, tienden a estropear los dientes y aceleran la aparición de caries en ellos.

Cepillar los dientes cada día: Se tiene que cepillar los dientes tres veces al día, con un cepillo adecuado para sus encías, durante más o menos 3 minutos, y en el sentido correcto. Nos cepillaremos los dientes de arriba a bajo y en movimientos circulares, nunca de lado a lado ni con demasiada fuerza.

Usar hilo dental: El hilo dental va muy bien, para limpiar las zonas en donde el cepillo de dientes no ha podido limpiar bien.

Hacerse revisiones: Al menos dos veces al año tiene que ir al dentista a revisarse los dientes. Este determinará si los tiene bien, si necesita una limpieza de boca, o si tiene alguna caries.

Limpieza en dentista

Remedios caseros para el dolor de muelas.

Si tiene dolor de muelas, tiene que ir de inmediato a un dentista para que le solucione el problema y le ponga remedio, pero si en ese momento no puede ir, o le dan cita para unos días, o no puede pagar los honorarios del dentista, en este apartado le explicaremos unos trucos para aliviar el dolor de muelas con productos caseros.

Prepara un enjuague bucal con agua y sal: Para limpiarse bien los dientes, un remedio casero es enjuagarse la boca con agua y sal. Una vez nos hemos enjuagado la boca, nos cepillaremos los dientes y utilizaremos hilo dental para eliminar cualquier resto de comida que pueda estar atrapado entre ellos. Los enjuagues bucales químicos son más agresivos que los naturales, y pueden causar dolor en las encías y boca.

Masticar cebolla cruda: La cebolla contiene muchas propiedades antisépticas y anti-bacterianana. La manera más fácil de aplicar cebolla cruda en el diente afectado es masticándola, pero si al masticarla siente un dolor muy agudo, lo mejor es ponerse un trozo en el área que nos duele durante dos minutos más o menos.

comer cebolla

Aplicar hielo: Para calmar el dolor podemos aplicarnos bolsas de hielo en la zona afectada desde el exterior.

Aceite de Calvo: Es bien conocido que el clavo tiene propiedades anti-oxidantes, anti-inflamatorias y anti-bacterianas. Es una técnica muy utilizada durante años, para eliminar las infecciones bucales. Es una hierba muy fácil de encontrar, que podemos comprar en herboristerías o supermercados. Para aliviar el dolor de dientes, simplemente tenemos que aplicarnos una o dos gotas de aceite de clavo en el diente y encía afectada, y dejar actuar durante unos minutos. Es importante aplicar solamente dos gotas, ya que un exceso de clavo podría dañarnos la encía.

Otra manera de aplicar el aceite de clavo en el diente o muela, es con la ayuda de una bola de algodón, que la colocaremos en la zona afectada, y la dejaremos durante unos minutos para que haga efecto.

Clavo dulce: El clavo también lo puede comprar en polvo, y aplicarlo sobre la zona afectada. Mezclado con un poco de pimienta aumenta sus propiedades anti-inflamatorias, anti-bacterianas y anti-oxidantes. En un principio experimentara un poco de dolor, pero pasados unos minutos las terminaciones nerviosas se irán adormeciendo, y sentirá un gran alivio.

Aceite de girasol: El aceite de girasol lo utilizaremos a modo de enjuague. Nos pondremos una cucharada de aceite de girasol en la boca durante unos minutos, y lentamente notaremos un gran alivio en los dientes.

Aceite de sésamo: Lo utilizaremos de la misma manera que el aceite de girasol.

Rodajas de Pepino: El pepino nos puede ayudar a desinflamar el diente que nos duele, y aliviar el dolor. Simplemente tenemos que ponernos una rodaja de pepino bajo el diente afectado, y esperar a notar el alivio.

Aplicar ajo en el diente afectado: El ajo como bien sabemos es un antibiótico natural muy bueno para curar males. Para aliviar el dolor de una muela o diente, lo que tenemos que hacer es aplicarnos un trozo de ajo picado o aplastado. Si queremos potenciar sus efectos, podemos añadir un poco de sal de roca sobre el ajo picado. Al aplicarnos el ajo notaremos picor y dolor, pero en unos minutos ira desapareciendo lentamente, ya que su función es matar las bacteria que están atacando la encía.

Aceite de orégano: El aceite de orégano es conocido por sus  propiedades antibióticas. Nos pondremos unas gotas debajo de la lengua, y dejaremos actuar durante unos minutos. Puede repetir la operación cada hora, hasta que el dolor desaparezca. En un día no aplicar más de 8 veces, ya que puede perjudicar a las encías.

Aceite de nuez moscada: Poner unas gotas de aceite de nuez moscada en un algodón, y aplicarlo en el diente afectado.

Menta: La menta es un analgésico natural que puede matar las bacterias de la boca. Nos pondremos unas hojas de menta en el diente afectado, y esperaremos unos minutos.

Limón: Puede poner unas gotas de limón en la zona afectada, para aliviar el dolor.

Cúrcuma en polvo: Es muy conocido por sus propiedades antisépticas y antibacterianas. Mezclaremos una cucharada de cúrcuma en polvo con un poco de agua, y formaremos una pasta que nos la aplicaremos en el diente afectado con la ayuda de un algodón.

Agua salada de mar: Es muy buena para limpiar la boca, y eliminar las bacterias que habitan en los dientes. Nos enjuagaremos la boca y luego nos aplicaremos un poco de aceite de orégano en la encía afectada.

Hojas de guayaba: Las hojas de guayaba son muy eficaces para aliviar el dolor de dientes, simplemente tenemos que masticarlas y dejar actuar el jugo que sale de ellas.

Hojas de espinacas: Lo pude utilizar igual que las hojas de guayaba. Simplemente tiene que masticarlas y dejar que el jugo que sale de sus hojas actúen. También puede hacer una pasta y aplicarla directamente al diente.

Assafoetida: Es una hierva muy amarga y picante, que alivia al instante el dolor de muelas. Se la conoce también por el nombre “Estiércol del diablo” que actua muy bien para el tratamiento de parásitos intestinales.

assa foetida

Licor: Como ya se sabe, el alcohol es un agente anestésico, mata bacterias y alivia el dolor. El whisky o el brandy son buenos para calmar los dolores en las muelas. Tiene que hacer gárgaras con el alcohol durante un minuto y luego escupirlo, o bien empapar un algodón en alcohol y ponerlo en la zona afectada unos minutos.

Leave a Reply