Dolor en la cadera

1. Dolor de cadera.

El dolor de cadera es un problema muy común, y difícil de diagnosticar ya que puede venir por muchas causas. Es muy importante averiguar los síntomas para que el diagnóstico y tratamiento sean los adecuados. En esta página le explicaremos una serie de causas que pueden producir el dolor de cadera para tener  una mejor orientación de su problema.

Dolor de cadera

2. El dolor de cadera y sus síntomas.

Si siente un gran dolor de cadera, pero no sabe determinar la causa de sus síntomas, tiene que buscar atención médica. Los síntomas más frecuentes son, incapacidad para caminar cómodamente en el lado afectado, notar una deformidad alrededor de la articulación, dolor de cadera que aumenta por la noche o cuando está en la cama, no poder doblar bien la cadera, inflamación en la zona de los muslos, signos de infección, como podrían ser fiebre, calor, malestar, o síntomas inusuales.

3. Causas del dolor de cadera:

Osteoartritis: La artritis es la inflamación  de las articulaciones. En el caso de la inflamación de la articulación de la cadera, se denomina osteoartritis. Los principales síntomas de la osteoartritis de cadera, es un gran dolor y rigidez en esta zona. El dolor en ocasiones se puede extender hacia el muslo y rodilla. Normalmente el dolor aumenta después del ejercicio.

Fractura de estrés: Estos tipos de fracturas son muy comunes en los atletas que practican deportes de alto impacto, como podrían ser los corredores de larga distancia. Se trata de realizar demasiada fuerza sobre un hueso debilitado o con gente que padece osteoporosis. Normalmente el tratamiento a éste tipo de lesiones es evitar las actividades de impacto. En muchas ocasiones requiere cirugía para soldar el hueso con tornillos o placas.

La bursitis trocantérea: La bursitis es un problema muy común que causa la inflamación de la bursa. Esta está situada en un lado de la cadera, concretamente en la extremidad próxima al fémur. La bursa se llena de líquido sinovial para proteger tendones y músculos de la fricción de los huesos. La gente que padece bursitis normalmente se queja de un dolor fuerte en uno de los laterales de la cadera.

Todo el cuerpo tiene bursas repartidas por todas las articulaciones del organismo, sirven para proteger los tendones y los músculos del roce de los huesos, cuando se inflaman es para protegernos de este roce. Podríamos decir que son como amortiguadores que tenemos en las articulaciones.

Bursitis

Osteonecrosis: La osteonecrosis se produce por una disminución de flujo sanguíneo en los huesos de las articulaciones. Como hay una falta de sangre el hueso, éste se va deteriorando poco a poco hasta que se destruye. El cuerpo no tiene tiempo de renovar el hueso deteriorado. La gente que padece esta enfermedad no puede doblar ni mover las articulaciones afectadas, y tienen un dolor muy agudo y persistente. Esta enfermedad puede ser causada por el consumo de asteroides y alcohol, entre otras. Se determina mediante un estudio médico con la ayuda de radiografías, resonancias magnéticas, densimetrías, biopsias, medición de la presión sanguínea en el hueso. Los tratamientos para mejorar la osteonecrosis podrían ser, medicamentos antinflamatorios, ejercitar la zona afectada, corrientes eléctricas, y en casos graves la cirugía.

Dolor lumbar: Muchos problemas de espalda y de la columna, pueden causar síntomas de dolor en las caderas. Normalmente las lesiones más comunes de la espada que provocan dolor en la cadera son hernias de disco y ciática.

Tendinitis: La tendinitis de cadera no es nada más que la inflamación del tendón psoas-iliaco de la cadera. Este tendón lo tenemos enganchado a la pelvis y su inflamación provoca un gran dolor al andar, y por la noche al reposar. Normalmente va ligada a la bursitis trocantérerea, que como ya hemos explicado es la inflamación de la bursa. Para aliviar los síntomas de una tendinitis de cadera, los médicos aconsejan descanso, aplicar frío y calor en la zona de la pelvis, antinflamatorios para desinflamar el tendón y ejercicios de flexión para destensionar el tendón.

El síndrome de cadera en resorte: El síndrome de cadera en resorte, se conoce por un chasquido en el interior de la cadera, cuando se produce un movimiento de rotación o de extensión. Normalmente provoca dolor e incomodidad que aumenta con el ejercicio, y disminuye con el reposo. El síndrome de la cadera resorte, normalmente la padecen los deportistas ya que surge por un traumatismo o por movimientos repetitivos consecutivos. El dolor puede ser causado por la ruptura del labrum, del ligamento terete, de las articulaciones interiores, y de la condromalasia sinovial. Los tratamientos para aliviar el dolor, podrían ser la práctica de estiramientos, tomar antiinflamatorios como ibuprofeno, aplicarse hielo en la zona, entre otras muchas cosas.

Fractura de Cadera: Las fracturas de caderas son muy comunes en personas de edad avanzada, que tienen osteoporosis. Ante una fractura de cadera el médico le practicará una cirugía para reemplazar la parte rota del hueso, o repararla con tonillos y placas de metal.

Fractura de cadera

Las distensiones musculares: Las distensiones musculares en la zona de la cadera son muy dolorosas, pueden causar un dolor espantoso en la pelvis. Son torceduras, tirones o desgarros de un músculo o tendón. Como ya hemos dicho anteriormente el tendón es un tejido elástico que conecta el músculo con el hueso. Las distensiones musculares en esta zona se producen por estirar demasiado el músculo, y desgarrarlo. Las distensiones musculares se diagnostican realizando una serie de pruebas como, radiografías, resonancias magnéticas, por imágenes con ultrasonido y otras más. Para mejorar los síntomas de una distensión muscular recomendamos descanso, aplicar hielo en la zona, compresión, y elevación para disminuir la inflamación.

4. Problemas de cadera en los niños:

Displasia del Desarrollo: Cuando un niño en su infancia tiene las caderas dislocadas, o fuera de su sitio correcto, las articulaciones no pueden desarrollarse correctamente, y a la larga dará lugar a una artritis precoz y problemas para andar.

Enfermedad de Legg-Calve-Perthes: Se conoce como la enfermedad de Perthes, es un problema muy similar a la osteonecrosis, pero desarrollada en niños pequeños. Si mira el apartado anterior, en el explicamos las características de la osteonecrosis. Si el niño tiene este problema con mucha gravedad, puede provocar daños permanentes en la cadera, desarrollando una artritis en la articulación de la cadera.

5. Tratamientos para el dolor en la cadera.

El tratamiento siempre dependerá de la causa del problema, por ello insistimos que lo más importante es saber que tiene, y si no lo sabe exactamente, recurrir a un especialista par que le diagnostique su problema.

En este apartado le daremos algunos consejos para aliviar el dolor de cadera, que le pueden ser muy útiles. Estas recomendaciones, no son apropiadas para todas las condiciones, pero pueden ayudar.

Descanso: El primer consejo para la mayoría de dolores de cadera es el descanso. Con ello pretendemos descansar las articulaciones, y permitir que se desinflamen. Si tiene síntomas de dolor muy agudos, un bastón o unas muletas pueden ayudar para descansar la cadera, y  así utilizarla no menos posible.

Estiramientos: Los estiramientos pueden ayudar para reducir el dolor. Lo que pretendemos es estirar los músculos y tendones que rodean la articulación. Para notar alivio, tendrá que ser constante y hacer estiramientos diariamente.

Anti-inflamatorios: Los antiinflamatorios son los medicamentos más recetados para este tipo de dolores. Funcionan muy bien para la gente que tiene dolor de cadera causada por bursitis, artritis o tendinitis.

Ejercicios físicos: Para casi todos los dolores de cadera, se recomienda hacer ejercicios específicos, para recuperar la movilidad. Los fitoterapeutas son especialistas en recuperar este tipo de dolencias. Utilizan diferentes métodos para recuperar la movilidad.

Aplicar frío y calor en la zona: Las bolsas de hielo y las almohadillas de calor, son unos de los tratamientos más usados para bajar la inflamación. El frío lo aplicaremos para mejorar el dolor y espasmos musculares de lesiones deportivas. Nos lo pondremos en la zona afectada un máximo de 15 minutos al día. Tiene efecto analgésico y disminuye la inflamación. El calor reduce el malestar y aumenta el flujo sanguíneo, tiene un efecto relajante.

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>