Dolor de ciatica

 Cuando hablamos sobre el dolor de ciática o nos quejamos comúnmente como “Tengo ciática”, se refiere sobre todo a la sensación de dolor o presión en el nervio ciático, que produce a su vez entumecimiento u hormigueo en la pierna.

Dolor de ciática

La ciática como tal no es una enfermedad por si misma, sino que se trata de un síntoma, que nos avisa que algo no funciona bien. Vamos a ver cuáles son las principales causas por las que la ciática nos avisa.

1 – Causas de ciática:

Si existe dolor es porque hay una presión o un daño en el nervio ciático. Este nervio tiene su comienzo en la columna lumbar y se extiende a lo largo de la pierna, controlando a su paso los músculos de la propia pierna y de la parte posterior de la rodilla, y proporcionando sensibilidad al muslo, pantorrilla y planta del pie.

Las causas principales son:

–       Hernia discal

–       Estenosis espinal

–       Síndrome periforme

–       Lesión pélvica

–       Tumores

Nervio ciatico

2 – Qué síntomas tiene la ciática:

El dolor de ciática puede variar ampliamente y sentirse desde un hormigueo leve hasta un dolor sordo lo suficientemente grave como para evitar que el paciente pueda moverse.

Lo habitual es que el dolor se extienda en un solo lado, afectando a una parte de la pierna o de la cadera haciendo que la pierna se sienta débil.

El dolor con frecuencia comienza lentamente. Puede empeorar por las siguientes causas:

–        Despues de sentarse

–        Por la noche

–        Al doblarse hacia atrás o caminar mucho recorrido

–        Hacer gestos bruscos como toser o estornudar

Ciática

3 – Examen del médico:

El doctor puede realizar las siguientes comprobaciones:

–        Dificultad para doblar el pie

–        Debilidad al flexionar la rodilla

–        Reflejos anormales

–        Perdida de sensibilidad o adormecimiento

–        Dolor al levantar la pierna

Siempre que el dolor sea muy doloroso y continuado, el médico puede solicitar realizar otras pruebas adicionales como:

–       Análisis de sangre

–       Resonancia magnética

–       Rayos x

4 – Tratamiento para la ciática:

Ya que la ciática, como hemos dicho antes no es una enfermedad sino un síntoma de que algo falla, se debe primero identificar cual es la causa subyacente que la provoca e intentar tratar dicho problema para que la ciática desaparezca.

En ocasiones no se necesita ningún tratamiento y la persona se recupera por sí misma. A veces el médico aconseja tomar algunas indicaciones para calmar el dolor, como aplicar un tratamiento de hielo y de calor, o tomar analgésicos como el ibuprofeno o el paracetamol.

Recomendamos seguir los pasos del naturópata Ulises Rossi, que según comentan muchos de sus pacientes, el dolor desaparece en 7 días:

Remedio de Ulises Rossi

También conviene hacer algunos ejercicios que alivien el dolor.

http://www.spine-health.com/espanol/ciatica/ejercicios-para-el-alivio-del-dolor-ciatico

http://fisiostar.com/ciatica/beneficios-del-yoga-para-la-ciatica

5 – Consejos para su espalda:

–       No es bueno reposar tumbado en la cama o en el sofá.

–       Conviene reducir su actividad física durante dos días y después ir poco a poco retomándola.

–       No levante objetos pesados ni tuerza la espalda.

–       Incluya ejercicios de fortalecimiento de abdominales y de flexibilidad de la columna.

Si la inflamación continua, el médico puede optar por inyecciones que reduzca dicha inflamación o cambiar de medicamentos. También puede ser necesario la visita a un fisioterapeuta o en última instancia, a un neurólogo experto en dolor que le asesore de su caso en particular.

6 – Qué hacer:

Lo habitual que el dolor se vaya por sí solo, y también que vuelva a aparecer un tiempo después, ya sean semanas, meses e incluso años. La ciática más grave es la que tiene como causa la hernia discal o la estenosis espinal (habitual a partir de los 50 años).

La recomendación de llamar al médico será en los siguientes casos:

–       Fiebre sin causa aparente acompañada del dolor de espalda

–       Enrojecimiento o hinchazón en la parte posterior de la columna.

–       Ardor al orinar o sangre en la orina

–       Debilidad en las nalgas, muslos y piernas

–       Dolor tal que no se puede encontrar postura cómoda.

–       Incontinencia de orina o heces.

–       Perdida excesiva de peso

–       Si dura más de 4 semanas

Dolor de ciatica
5 (100%) 1 vote

Leave a Reply